Los hombres, más propensos a confundir amistad con sexo

Ratio:  / 4
MaloBueno 
Tamaño letra:

La causa sería que ellos tienen peor ojo para interpretar el lenguaje no verbal, por lo que una mirada mantenida más tiempo de lo esperado o un contacto físico no usual puede hacerlos creer que su interlocutora está sexualmente interesada.

Una reciente investigación determinó por qué para muchos hombres no es fácil

saber si una mujer está buscando con él una amistad u otra cosa.

 

Pese a lo que se creía, la confusión no se debe a la creencia popular de que ellos piensan más en el sexo que las chicas, sino a que los varones tienen peor ojo para interpretar el lenguaje no verbal.

El diario El Mundo publicó que “las mujeres pueden sonreír, aguantar la mirada, aproximarse físicamente o tocar a su interlocutor cuando están interesadas sexualmente en él. El problema es que los mismos recursos pueden emplearlos para demostrar simplemente amistad o un interés platónico, sin ninguna intención de llegar más lejos.

Y esta ambigüedad desorienta a los hombres más que a las mujeres”.

El estudio, publicado en Psychological Science, fue realizado por investigadores de las universidades de Yale e Indiana (EEUU), quienes señalan que esta menor habilidad para descifrar la comunicación gestual se detecta sobre todo en los varones más jóvenes, que aún no adquirieron experiencia en estas lides.

El equipo realizó un experimento con 280 individuos heterosexuales con una edad media de 19,6 años. El 63,6% era de sexo masculino y el 36,4% de sexo femenino.

En un ordenador personal, los participantes tenían que repartir 280 imágenes de mujeres (todas ellas vestidas) en una de las siguientes categorías: busca amistad, busca sexo, está triste o está rechazando al interlocutor.

Los resultados mostraron que tanto hombres como mujeres se equivocaron al situar fotos en la categoría sexual, cuando correspondía a amistad, aunque los fallos fueron más numerosos en los varones (un 12% frente a un 8%).

Sin embargo, más llamativo que este dato fue el hecho de que los errores ocurrieron con mayor frecuencia a la inversa. Es decir, el 37,8% de los hombres que vieron una imagen en la que la mujer mostraba un interés sexual la identificó como amistosa; algo que hizo el 31,9% de las féminas.

Para los autores, “este último descubrimiento, que muestra que las personas confunden el interés sexual con la amistad más que la amistad con el interés sexual, indica claramente que los errores se deben a la dificultad para descifrar las señales no verbales y no a una obsesión generalizada de la sociedad por el sexo, como se ha manifestado en alguna ocasión”.

Así es que en una reciente encuesta entre mujeres universitarias, el 67% de ellas afirmó haber tenido una experiencia en la que un hombre confundió sus señales de amistad con un interés sexual. Sin embargo, las consecuencias de estas equivocaciones suelen quedarse en una pequeña molestia, que se olvida enseguida.