Infidelidad: 10 datos curiosos

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Tamaño letra:

Más del 50% de los hombres infieles son felices en sus relaciones, y el 90% de los que traicionan a su pareja lo hacen con personas menos atractivas.

A través de la sección Mujer de la web esmas.com, vemos que no hay peor decepción que la que una infidelidad (sea emocional o física) deja en cualquier corazón. En algún punto de

nuestras relaciones, todas las personas somos susceptibles a pensar que nuestra pareja nos está "poniendo los cuernos", pero normalmente nos vamos por las señales incorrectas. ¿Sabías que la mayoría de las infidelidades no ocurren con alguien más atractivo, y que algunos infieles se sienten perfectamente contentos con sus parejas y aun así los traicionan?

Según datos revelados por ellashoy.com, una de las cosas más sorpresivas a la hora de estudiar la infidelidad es que es mucho más común durante el primer año de matrimonio o durante el primer año que una pareja está junta.

Tod@s creeríamos que la llamada luna de miel y el primer año de la pareja es el más feliz, entonces la pregunta es ¿por qué son los de este grupo los que más muestran ser infieles? Pues los que saben del tema aseguran que es porque los medios de comunicación ahora se fijan más en las indiscreciones de los personajes públicos y otros dicen que los hombres piensan que es mejor ser infieles antes de tener hijos y conformar así su idea de familia.

Otra razón puede ser que ahora las parejas se van a vivir juntas más que hace algunos años, con un incremento de más de un cincuenta por ciento, por lo que obviamente existen más posibilidades de infidelidad. Y por otro lado, ahora existen muchas páginas en Internet que hacen la infidelidad mucho más fácil, incluso la mayoría de estas se dedican a prestar servicios a mujeres y hombres que están casados o se encuentran en una relación fija.

Las estadísticas de los infieles

1. No se trata de lo físico: si preguntaras a veinte personas que fueron infieles, te dirían que sus parejas formales son más atractivas físicamente que las personas con las que les fueron infieles, según Noel Biderman, CEO de la compañía que maneja la red social de infieles Ashley Madison.

2. La realidad VS la creencia popular: las personas creen que 44% de los hombres casados y 36% de las mujeres casadas son infieles, según un estudio realizado por Ragnar Beer, un psicólogo de Goettingen. El mismo estudio demostró que la realidad es que sólo el 28% de los hombres casados y 18% de las mujeres casadas lo son (o admiten serlo).

3. Más dinero, más probabilidad: la mayoría de las estadísticas demuestran que los hombres son infieles con mayor frecuencia que las mujeres, pero también se sabe que los hombres con dinero tienen más probabilidad de serlo que aquellos que tienen problemas económicos.

4. No es cosa de una noche: sólo 12% de las mujeres infieles y 15% de los hombres casados tuvieron aventuras de una sola noche. Casi el 60% de las personas que respondieron el estudio de Beer declararon que la aventura duró más de un mes.

5. Infieles ilegales: en los estados norteamericanos de Michigan, Minnesota y Carolina del Sur, ser infiel es ilegal. Por supuesto, esta ley normalmente no es aplicada.

6. Emocional VS física: 65% de las mujeres encuestadas se sentirían más tristes si su pareja se enamorara de alguien más, mientras que el 53% de los hombres se sentirían más tristes si su pareja tuviera sexo con alguien más.

7. Sin culpa: aunque el 71% de los encuestados declararon que no está bien ser infiel, dos tercios de los encuestados declararon que no se arrepentían de haberlo hecho.

8. No es cuestión de felicidad: 56% de los hombres que tuvieron affairs dijeron que en el momento se sentían felices con sus matrimonios, y 34% de las mujeres infieles declararon lo mismo.

9. Los daños: 19% de las personas que fueron víctimas de infidelidad terminaron sus relaciones en el momento en que se enteraron de la traición, y 22% rompieron con sus parejas poco después porque la relación no pudo recuperarse.

10. Las buenas noticias: en una encuesta a personas que no fueron infieles, el 75% declaró que se sentían demasiado enamorados como para siquiera considerar ser infieles, y el 68% dijo que no serían infieles porque no querían arriesgarse a perder a su pareja.