Depilación íntima femenina

Ratio:  / 2
MaloBueno 
Tamaño letra:

Para algunos afeitarse el pubis es una influencia del porno, para otros un reflejo de un deseo prohibido y para otros una simple medida de higiene. Sea cual sea la excusa estemos claros en que el sexo es también visual.

Un pubis recortadito en mayor o menor medida indica indudablemente una cierta dedicación y cuidado, que se piensa en uno mismo y en la persona con la que lo compartimos, y por supuesto

un gusto por la estética, el erotismo y en definitiva el sexo. Algo tan sencillo y que sin embargo transmite tanto no deberíamos pasarlo por alto a la ligera…

MÉTODOS DE DEPILACIÓN

Hay muchos métodos de depilación, desde la depilación láser hasta la cera, pasando por las máquinas rasuradoras, las cuchillas de afeitar o las cremas depilatorias. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, así que es más una cuestión de gustos y presupuesto.

Si por ejemplo queremos un pubis angelical, tipo Barbie como dicen algunos, podemos optar por una depilación láser, más costosa pero más efectiva, sino están las tradicionales cremas y ceras, mucho más económicas y rápidas.

La ventaja de las cremas depilatorias es que son muy prácticas y no duelen, a no ser que te provoquen alguna reacción alérgica, por ello mejor siempre probar un poquito sobre la piel y si no notamos nada raro pues adelante. El método es tan sencillo como aplicar la crema, dejar actuar unos instantes y luego con ayuda de la espátula vamos retirando los pelos.

En el caso de las ceras, son igualmente fáciles de usar pero dependiendo qué partes puedes ser bastante doloroso. En cualquier caso el resultado es aún más efectivo que con las cremas depilatorias ya que estamos arrancando el vello de raíz y nos puede durar de 3 a 4 semanas.

El método más económico sin duda son las cuchillas de afeitar, habrá que ir con un poco más de cuidado, pero son prácticas ya que las puedes dejar al lado de la esponja y cada vez que te duchas echas mano de ella para ponerte a punto.

Por último están las máquinas rasuradoras, dan mucho más juego ya que cortan el vello con mayor rapidez y precisión, lo cual nos permite crearnos simpáticos diseños con ayuda de plantillas o simplemente a pulso si somos habilidosas.

Las ventajas de usar una afeitadora con respecto a las cuchillas o las cremas depilatorias es que eliminamos los riesgos de irritación, los posibles cortes con la cuchilla o el miedo que ésta pueda infundir. Al mismo tiempo es un método rápido y como os decía os permite ser creativas.

Actualmente se pueden encontrar muchos tipos de afeitadoras de pubis, también conocidas como rasuradoras o rapachichis, éstas nos permiten recortar tanto como queramos, dejarlo pelón o incluso crear dibujos como iniciales, corazones, flechas, o cualquier cosa que se nos ocurra.

Puede ser perfectamente un juego erótico en pareja donde les dejemos darle un nuevo look, seguro que pasáis un rato divertido y por descontado es bastante probable que te premie con una sesión de sexo oral una vez terminada su obra maestra.

TIPOS DE DEPILACIÓN

Podemos optar por varios tipos de depilación o recorte, empezando por los más simples o habituales:

- El barbeado: es simplemente el recorte de la longitud del pelo, para pasar a ser vello. Por comodidad, higiene o belleza.

- Depilación de ingles normales: simplemente se depila “lo que se ve” en la línea del bikini. Se deja un triangulo y no se recorta el vello sobrante.

Pero si queremos algo más atrevido podemos optar por estas otras técnicas:

- Ingles brasileñas: Sin duda es una moda bastante extendida, aunque a muchas mujeres aún sólo de pensarlo se les pone los vellos como escarpias. La depilación brasileña, venida de este encantador país latinoamericano, es también uno de los looks preferidos por los hombres ya que denota un cuidado e interés especial por la zona genital.

La principal pega es el proceso, ya que se suele realizar con cera y consiste en eliminar los vellos púbicos dejando únicamente una tira de dos o tres centímetros de ancho sobre los labios vaginales. Algunas aprovechan además para eliminar los posibles vellos de la zona del perineo y alrededor del ano.

Durante la depilación puede que sangremos un poquito ya que es una zona con una piel muy sensible y con vellos bien enraizados. Tras la depilación la zona se puede poner un poco colorada, pero nada que no pueda calmar un hielito o bien alguna crema de aloe o refrescante.

Lo bueno es que una vez hecho dura varias semanas, y entre tanto se puede echar mano de una cuchilla o unas pinzas para mantener a raya a los que salgan primero. Al ser una zona sensible es bastante recomendable acudir a un salón de belleza, más que nada para evitar quemaduras.

Además es probable que te propongan un rasurado diferente, me refiero a que en lugar de dejarte un rectángulo de vello cortito, te pueden rasurar de manera que tenga forma de triangulo, de estrella, de corazón o de cualquier otra forma que se ocurra.

- Depilación integral: Desde un punto de vista erótico, la actitud que tenemos hacia el vello varía de una persona a otra. A muchas mujeres el hecho de ir totalmente depiladas les hace sentir mucho más sexy, el reencuentro con su vulva es una extraña mezcla entre déjà vu y “oh! Qué linda estás!”.

Es algo que tampoco pasa desapercibido en sus parejas, sobre todo si no se ha hecho antes, el cambio de look suele ser muy apreciado por los aficionados al cunnilingus. De hecho si tu chico te pone pegas a la hora de darte sexo oral, prueba a recortarte y verás como puede que cambie de idea.

Luego en general durante las relaciones sexuales, son muchas las que confiesan sentirlo de manera diferente. Tanto a la hora de auto explorarse, como para recibir besitos y caricias, así como durante el coito, los roces son mucho más directos puesto que no hay una capa de vello que los amortigüe.

Luego están las razones de higiene, si bien es cierto que una tanto con vello como sin él debe lavarse, es realmente mucho más sencillo mantener la vulva limpia y sin olores cuando una anda depilada puesto que no hay vellos alrededor y por tanto los fluidos no tienen donde adherirse.

La depilación integral por si no lo sabes es una práctica que viene, como tantas otras, de los países orientales. Allí a parte de tener poco vello corporal por motivos genéticos, tampoco son amigos del vello corporal en general. Para una mujer asiática ver a un hombre muy peludo es lo más parecido a ver un mono, sin animo de ofender.

Otra opción si no te gusta quedarte pelona y prefieres hacerte simplemente recortes o pequeños diseños, es hacer uso de los tintes para vello púbico. Con esto ya si conseguiremos un nuevo look, mucho más divertido y original.