Para ellos: Consejos para que goces al máximo cuando te masturbas

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Tamaño letra:

La masturbación masculina es más aceptada socialmente y conocida que la femenina, además existe la creencia errónea de que el pene es la única parte del cuerpo masculino que se puede estimular.

En esta y en sucesivas notas les iremos dando las pautas que pueden seguir para que el momento de la masturbación sea aún más placentero y satisfactorio que de costumbre.

Como primer medida debes aprender a no dejar de lado las demás partes de tu cuerpo capaces de proveerte un gran placer, no fijes toda tu atención sobre el pene, toca cada centímetro de tu piel, descúbrete. Prueba las diferentes forma de excitarte, de este modo empezarás a reconocer muchas zonas erógenas que antes no tenías en cuenta.

1. Formas de estimular el pene

     Acaricia tu pene de manera suave y mientras te tocas los testículos tira de ellos, esto te dará sensaciones muy agradables.

     Moja tus dedos con saliva o utiliza algún gel lubricante, con una de tus manos agarra el pene y el glande mientras con la otra acaricias tus muslos y testículos.

    Agarra tu miembro con el pulgar y dos dedos de cada mano mientras ejecutas un movimiento de arriba hacia abajo, también puedes usar toda tu mano para envolver el pene, eso depende de cómo te guste estimularlo.

     Toma tus testículos y fricciona tu pene con la otra mano, relájate, trata de sentir profundamente el placer que esto te provoca y goza.

     Mastúrbate pero cambia el ritmo de la fricción cuando sientas que el orgasmo esta próximo para demorarlo un poco más y seguir gozando, trata de hacer esto varias veces, cuando no aguantes más y tengas la necesidad de acabar aprieta tus testículos mientras eyaculas.

     Cuando sientas que el orgasmo está por llegar respira muy profundo, esta técnica es de gran utilidad para tratar la eyaculación precoz.

El ano es una región muy sensible conectada directamente con la próstata por lo tanto es capaz de hacer vibrar de placer cuando se lo estimula.

Muchos hombres consideran que esta práctica tiene connotaciones homosexuales pero esto no es así, forma parte de la natural sexualidad humana destinada a satisfacer los deseos carnales de todo varón, sea gay o no.

2. Técnicas para estimular el ano durante la masturbación

     Acaricia tu pene erecto y a la vez introduce uno o dos dedos dentro del ano hasta que sientas el tan deseado orgasmo.

     Toma tu pene con una mano y con la otra acaríciate la zona de los testículos y el ano, también puede enseñarle esta técnica a tu pareja para que los jugueteos previos sean mucho más satisfactorios.

     Acaricia el escroto y el ano con una de tus manos mientras te masturbas con la otra.

     Moja con saliva o con algún gel lubricante el glande y el pliegue entre el pulgar y el índice, inserta tu miembro en esta abertura y mastúrbate mientras tomas tus testículos y acaricias tu ano con la mano que tienes libre.

     Anímate a experimentar sensaciones nuevas con algún juguete sexual anal, puedes hacerlo tú solo o pídele a tu pareja que te introduzca este objeto por el ano mientras friccionas tu pene. Recuerda que debes lubricarlo bien con algún gel para evitar lesiones.