El sector del porno se reinventa

Ratio:  / 2
MaloBueno 
Tamaño letra:

El Salón Erótico de Barcelona, alejado ya del modelo de festival de cine con el que empezó en el Poble Espanyol y continuó en L’Hospitalet, propone un punto de encuentro de la industria internacional.

“Debe de haber alrededor de 1,4 millones de webcams dedicadas al ocio para adultos”, explican fuentes del sector.

Hasta 2007, el Festival de Cine Erótico de Barcelona (Ficeb) se llevaba a cabo en el recinto de La Farga de L'Hospitalet de Llobregat. Pero, finalizado el contrato de explotación del recinto, el Ayuntamiento de L'Hospitalet, liderado entonces por el ex ministro de Trabajo Celestino Corbacho, decidió no renovarlo después de que los grupos municipales rechazaran unánimemente que el festival volviera a celebrarse en la ciudad por “tratar de forma reiterada el género femenino como un objeto de placer sexual, perjudicando a su imagen en sociedad”.

Tras un paso fugaz por Madrid (apenas una edición), coincidiendo con la marcha de Corbacho al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el festival regresó a Cataluña reconvertido en el Salón Erótico de Barcelona. Así, el heredero del antiguo Ficeb celebrará del 11 al 14 de octubre su cuarta edición consecutiva en los salones de Fira de Cornellà.

Muchas cosas más han cambiado en este tiempo en la industria pornográfica, un sector que mueve más de 50.000 millones de euros cada año en todo el mundo.

Hoy, prácticamente han dejado de rodarse películas X. La demanda de los consumidores de porno (unos 250 millones de personas en todo el mundo) se concentra en escenas de 10 minutos que se comercializan en Internet. El DVD ha sido reemplazado por la web. Ya no hay risibles argumentos en el cine para adultos. El usuario ya no avanza las películas a golpe de mando a distancia, sino que va de una escena a otra a base de clicks.

La red “facilita la interacción del consumidor de porno, de ahí que ahora haya estrellas del sector ganándose la vida ante una webcam; en este momento debe de haber alrededor de 1,4 millones de webcams dedicadas al ocio para adultos”, explican fuentes del sector.

Así, estrellas del género como Sophie Evans, actriz húngara afincada en España, o su ex marido, el actor Toni Ribas, se están ganando hoy la vida frente a sus ordenadores, mientras el público hace cola por un encuentro virtual con ellos.

Vuelta de tuerca del Salón Erótico

La expulsión de L’Hospitalet obligó a los responsables del festival a replantearse algunos aspectos. El modelo se había desgastado. Quedaba lejos de otras propuestas sectoriales que sí han sabido conectar con el público, como la del Salón del Cómic.

En una vuelta de tuerca, ha pasado de festival cinematográfico a punto de encuentro en el que la industria internacional del ocio para adultos presenta sus novedades. Así, los stands de las productoras de cine X han dejado paso a las empresas que explotan el nuevo escenario del porno: webcams en directo, La Casa Porno (una vivienda de rodajes que retransmite a través de Webcams y a la que el público es invitado a vivir una auténtica experiencia porno previo pago –ofrecen estancias por días, semanas o meses-), la presentación del nuevo juguete erótico 3.0 klic-klic (de factura barcelonesa, permite interactuar en pareja o en grupo a través de Internet), un homenaje a los actores Marco Banderas y Anastasia Mayo, talleres de Tupper sex y moda punta a bordo de la mayor limusina de Europa, una zona de masaje tántrico y terapéutico, tiendas de productos X, la lucha en el barro de las chicas de Super Vixens (inspirada en el cine de Russ Meyer), exposiciones de arte erótico, presentaciones de libros, área de swingers, un espacio de temática gay o un casting para descubrir nuevos valores, entre otras actividades.

La Mansión de Nacho Vidal

Por muchos cambios que se den en el porno, hay agentes del sector que siempre están ahí. El productor y director catalán Conrad Son y su mujer, la actriz Evita de Luna (unos clásicos del porno con barretina) o el polifacético Max Cortés son un claro ejemplo. Pero si hay alguien paradigmático del porno a nivel mundial es el actor Nacho Vidal, capaz de que la revista Rolling Stone le dedique ocho páginas.

“En Estados Unidos me reciben como a un Dios”, explica a ELMUNDO.es el que está considerado uno de los mejores actores porno del mundo. “Lo próximo mío es ‘La Mansión de Nacho Vidal’: me voy a encerrar 90 días en una casa de Enguera, en Valencia, con entre 70 y 100 chicas, todas desconocidas en la industria. Será entre principios de noviembre y finales de enero. Es un reto y un reality show que podrá seguirse en mi página web. Habrá siempre seis chicas en la casa. Tendremos expulsiones, nominaciones, peleas, batallas, juegos y cachondeo”.

Nacho Vidal en estado puro: “Puede que alguien haya follado más, pero sin contabilizarlo. Así que vamos a llamar a Guinnes para que el récord quede registrado. En la casa me será complicado no estar dale que te pego todo el día. Así que ya estoy corriendo 12 kilómetros diarios para ponerme en forma”.