Compañeras de trabajo

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Tamaño letra:

Otro día tras otro, facturas y más facturas!

Nada interesante pasa en ésta maldita tienda!

Lunes, me levanto a las 7:00, paseito con el perro, ducha y a trabajar.

Llegué a la tienda y mi compañera estaba subiendo las rejas.

Nos dimos los buenos dias y a preparar las cosas para abrir.

Mi oficina estaba repleta de folios. Que pocas ganas tenía ese día de trabajar.

Me encargaba de hacer las facturas y las devoluciones, emocionante..eh?

11:30, salía con mis compañeros a hacer un café, y vuelta a la oficina

(En el café)

-Sabes que hoy Sara tiene que preparar 3 entrevistas?-Marina

-Anda, a ver si nos traen alguien más joven ésta vez-Yo

La verdad, éramos 18 dependientes en la planta, yo, Marina de 21 años, carlos de 25, y sergio de 28, los demás ya pasaban los 40 y pico.

Y digamos que no eran personas de mucha habla, quiero decir, solo charlábamos sobre el trabajo.

Con ellos 3 almenos siempre teníamos algo de qué hablar y gracias a ellos el día no se hacía tan largo.

-Según he visto los currículums creo que son 2 hombres y una mujer, solo he podido ver que uno de ellos ya cuenta con 25 años de experiencia.

Así qué joven no debe ser.-Dijo sergio

-Que cojan a la mujer, con unos buenos pechos!- Dijo Carlos, agarrando sus pectorales y poniendo morros.

-Así te la coges en tu oficina!-Sergio

-Enfermos, como se nota que no mojais!-Marina

-Jaja, chicos venga son menos cuarto-Dije en cuanto vi que ya se nos hizo hora de volver.

La 1:00, otro descanso de 15 minutos y hasta las 3:00.

Salí a fumar un cigarrito, y vi entrar a 2 señores mayores ya, con una maleta cada 1 acompañando a Sara a su oficina.

Sara se encargaba de los procesos de selección y revisaba los currículums, vamos, estaba en facturación y recursos humanos.

Unos minutos después se acercó una chica, 20 y tantos.

-Hola, soy Laura, estoy buscando a Sara.

Lo iban a flipar carlos y sergio, pero que bellezón! Morena con mechas rubias, ojos claro verdosos, qué labios! Carlos iba a alucinar!

La acompañé hasta la oficina de Sara.

-Sara, aquí tienes la chica que falta!

-Gracias,

La veía nerviosa, e intenté tranquilizarla un poco, yo también quería que fuese ella la escogida para el puesto vacante.

-Relájate, verás como todo irá bien, estoy segura que eres las candidata perfecta, por cierto soy Jessica-Le dí 2 besos le di un palmada en la espalda y le deseé suerte

Las 3 menos cuarto, que largo se me estaba haciendo el día. Menos mal, que por la tarde no trabajaba!

Casi las 3, ya empecé a prepararme las cosas para irme. Abrí la puerta y seguí ordenando el escritorio.

De pronto, Laura, se asomó a mi puerta, dando palmadas y saltando de alegria.

-Pasa, pasa, qué tal ha ido??-Le pregunté con emoción.

-Genial, mucho mejor de lo que esperaba, me vi perdida, tanta competencia y tantos años de epxeriencia vi que salía de esa oficina en cero coma!

-Pero que ha pasado?

-Pues varias preguntas, el señor del bigote alardeaba demasiado, y cortó varias veces a Saray, y el otro hombre la verdad, creo que competían para ver quien hablaba más de sus años de experiencia.

Y saray se cabreó bastante. Bueno y nada, preguntas de personalidad y demás. Creo que le gusté bastante, y no es por hacerme ilusiones, pero salí la última de la oficina, y Saray me cogió del hombro y me dijo que me llamaría pronto!

-Eso es estupendo de verdad! Me alegro por ti! Que ya estamos hartos de tener tanto viejo por aquí!

-Te invito a comer!

-Que dices, que va tengo que sacar al perro y todo el royo-Dije excusandome

-Pues vamos a tu casa, te acompaño a sacar al perro y te invito a comer!

-bueno, es que..

-Venga si, que me has dado un aire positivo con tu charla antes de la entrevista! Venga, que me sentiré mejor todavia!

-Jajaja, bueno vale, todo sea por que hoy sea tu día perfecto eh!

Laura vino a pie, así que nos fuimos en mi coche a mi piso.

Era encantadora, la verdad, tenía 21 años, yo 23, pero tenía a veces cosas de una niña de 15, no lo digo por que no me gustaba, al contrario, me contagiaba ese aire de niña.

aparqué el coche y subimos al piso, me ayudó con algunas cosas que tenía en el coche para subir.

No sé que pasó realmente, pero me encantó. Al momento de entrar al ascensor, era un bloque de pisos muy grande, y solo habia un solo ascensor, en ese momento coincidimos con varias personas y estábamos bastante apretadas.

yo entré primera y después Laura tras de mi, quedandose cara a cara conmigo, no muy cerca, pero de pronto, se colaron 3 personas que empujaron a todos los demás y a Laura la presionaron contra mi.

No sabria explicar lo que sentí, quedamos a 2cm cara a cara, sentí como si en ese momento, se parase el tiempo, no habia ni ascensor ni gente al alrededor, ni presión entre la multitud.

Solo escuchaba su respiración tan cerca de mi boca, y nos cruzamos las miradas, mirandonos la boca fijamente, inconscientemente me mordí el labio, pasando todo lentamente, tragué saliba y ella también. Agaché la cabeza e intenté buscar espacio para que se pusiera de espaldas a mí.

La gente iba bajando, yo vivía en el último, así que poco a poco fuímos quedandonos solas. Y aunque ya habia suficiente espacio para las 2, ella nos e despegó de mí

No hubo palabra en esos pocos minutos que parecieron horas.

-Bueno, aquí estamos por fin!

-Ya ves, que agobio con tanta gente!

Nos hablábamos pero sin mirarnos.

Mi Reku ya estaba esperandome en la puerta en candeleta para salir!

-Que ricura!-Laura empezó a acariciarlo sin miedo alguno sin preguntarme nada

Era un boxer negro.

-Así que vives sola-Preguntó mientas miraba uno de mis cuadros.

-Sí, bueno, con Reku, jaja, vivía con mi ex

-Veo que no has puesto ninguna cara triste, cuanto hace de eso?

-Hará unos 4 meses! Pero nos llevamos bien, somos buenos amigos ahora!

-Y que pasó?

-No..nada, yo creo que no conectábamos, bueno, yo no conectaba!jaja Creo que no he encontrado mi principe azul!

-Bueno ya llegará alguien! Puede estar como muy cerca, como en la otra punta del mundo!

-Jaja, si está cerca mejor! y tu? Vives sola?

-Lamentablemente no me he podido ir de casa, no he trabajado y no tengo ahorros ni nada así que estoy en casa de mis padres

-Estudias

-Si...-Dijo alargando-Bueno la verdad, creo que la administración no es lo mio

-Y que te gusta?

-Piano, dibujo

-Toda una artista entonces!

-Si bueno, salimos?

-Si, voy a por las llaves.

Insistió en que ella quería llevar a Reku y cedí.

Mi perro no suele congeniar muy bien con la gente, y más si lo lleva otra persona que no sea yo, pero con Laura, se le veía contento!

-Trae, que lo llevaré yo, que tira mucho y te dolerá el brazo

-Perdona, me estás diciendo floja?-Dijo Laura vacilando.

-Jaja para nada, pero llevo tiempo paseando a reku, y alfinal duele el brazo

-Trae pah cá!

Me lo estaba pasando bien la verdad, estuvimos hablando durante el paseo sobre el amor en sí, que si yo había tenido varios novios que si ella también, donde coño estaría nuestra media naranja.

Llegamos a casa.

-Que? Qué tal tu brazo fortachona?-Dije riendome

-Si que tira si, jaja-Pero podría aguantarlo 3 veces al día!

-Eres una floja!!

-Floja? Te echo un pulso!

-Venga va, pero ten cuidao señorita, que no le haga daño!

Nos pusimos una enfrente la otra, y nos agarremos las manos!

-1,2,3!!!

-E!!! Te has avanzao antes de hora!!

-Excusas! Excusas! Cuenta tu ahora!

-1

Silencio largo...

Durante ese silencio, nos miremos. Fijamente, al principio fueron miradas de competencia, pero luego.. Tenía una sonrisa preciosa, unos labios enormemente rosados y perfectos.

Y sus ojos... Sus ojos... Brillantes, grandes y verdes. quedé pasmada mirandole la boca, y me di cuenta, que ella hacía lo mismo.

-2

Dijo susurrando sin dejar de mirarme los labios.

Se acercó a mí, sin soltarme la mano.

Quedó mas agachada, y pude distingir unos preciosos pechos postrandose ante mi. Y un pequeño pezón asomandose.

Yo hice lo mismo, también llevaba escote y me posé para ella.

También sus ojos se centraron en mis pechos.

-Y....

Me acerqué más a su cara y ella hizo lo mismo...

Los dedos de mi mano que sujetaban la suya empezaron a acariciarle la mano, se deslizaron por su muñeca y seguí acariciando su brazo...

ella seguía mi mano con la mirada, y suspiraba, estaba nerviosa, y yo también.

-¿Te rindes?- Dijo susurrandome muy bajito

''Entre susurros''

-Apostemos algo...-Yo

-Habla

-Si gano yo, cenas aquí ésta noche

-Y si gano yo?-Laura

-Que quieres?-yo

-si gano yo...-Se tomó unos segundos pensativa mientras su mirada se fijó en mi pecho-Si gano yo, duermo aquí ésta noche-dijo laura, su preciosa cara se quedó a centímetros de mi boca mientras su mirada estaba fija en mis labios

-Vale, contemos a la vez.

-1

-2

-3

Siento decirlo pero sí, me dejé ganar, pero claro disimulé. Hice como que me costaba la vida aguantarle el brazo pero lo dejé caer.

Era todo demasiado rápido y a pesar que nunca tuve una experiencia lesbica, mi mente se llenaba de posibles sucesos de la noche que iba a pasar con ella.

-Comemos?

Estuvimos comiendo unas pizzas que insistió en pedir laura. Charlando un poco sin que pasara nada interesante.

-Se me ha echo un poco tarde, debería irme.

-Si, claro, (dije apenada pero sonriendo con disimulo) entonces....

-Entonces te veo a la noche?

La acompañé a la puerta y me quedé apoyada en ella mientras laura salió fuera.

-Te apetece algun menú especial?? Dije riendome

-Si...-Se acercó a mi y cogió los 2 lados de mi chaqueta, que estaba abierta, su mirada se clavó en mi pecho y fue subiendo hacia la mía. Se acercó tanto... que calor..

Sus manos rodearon mi cintura con delicadeza y mientras su aliento se clavaba en mi boca- Estoy segura que tu puedes darme el menú que quiero para esta noche..-Me besó la mejilla, rozandome el labio y se despegó de mí sonriendo.

Llamó al ascensor y se quedó apoyada mirandome, y yo mirandola con cara de boba posiblemente.

-Hasta la noche preciosa!-Y entró al ascensor.

No pude ni responder, la verdad, quedé tan enbobada que no me salian ni las palabras.

Toda la tarde estuve mirando la hora, por que no eran las 9 ya?