El regalo de mi esposa y su amiga

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Tamaño letra:

Mi primer relato espero que les guste ya que es algo que en realidad sucedió y espero contarlo de la manera más detallada para que lo disfruten aquí les dejo mi correo para que me den sus sugerencias y comentarios es framjalo@hotmail.com

Comenzare por describirme soy de Aguascalientes, México de la zona sur siempre me he considerado una persona muy común tengo 30 años mido 1.70m de complexión mediana delgado con los músculos definidos por mi trabajo y porque he estado en el ejercito lo que me ha ayudado a conservar la disciplina de ejercitarme, regularmente salgo a correr y hago abdominales y ejercito mis brazos con pesas caseras que yo mismo elabore con botes de lamina y cemento.

Para no hacer el cuento largo les comento que desde que mi esposa y yo comenzamos a conocernos nos llevamos muy bien en todos los aspectos nos contamos lo que pensamos acerca de todo y por supuesto también de lo que nos gusta en el sexo y de nuestras fantasías, cuando tenemos relaciones nos gusta decirnos lo que nos pone cachondo uno al otro por ejemplo a ella le gusta que la trate con rudeza y que le diga palabras sucias, y le jale el cabello mientras la penetro por detrás, (aquí en México le llamamos de perrito).

Varias veces cuando hablábamos de nuestras fantasías ella me preguntaba que si me gustaría tener relaciones con dos mujeres a la vez lo que yo siempre le contestaba que si pero que si ella estaba de acuerdo con eso pero nunca llegamos a nada en concreto.

Mi esposa tiene 22 años mide 1.60 tiene una cintura y un cuerpo muy bien definidos, un vientre plano y unas piernas bien definidas además de unos pechos hermosos, ella tiene una amiga llamada Mónica que es su mejor amiga desde que ellas estudiaban juntas en secundaria y se comparten todo incluso cuando mi esposa y yo éramos novios salíamos juntos los tres y ellas decían que yo era novio de las 2, algo que no le di demasiada importancia ya que nunca había pasado nada entre Mónica y yo. Incluso cuando mi esposa y yo nos casamos ella ha venido a visitarnos a nuestra casa varias veces y se queda a dormir con nosotros ya que yo trabajo hasta tarde y como nosotros tenemos televisión en la recamara ellas ven películas y platica de sus cosas hasta que darse dormidas (o almenos es lo que me dicen a mi) y cuando yo llego me quedo en otro cuarto donde tenemos un sofá cama para no molestarlas.

Mónica siempre me ha parecido una persona muy atractiva ya que aunque no es muy bonita, tiene unos pechos enormes que lucen muchísimo ya que ella es bastante delgada y tiene un culito apretadito pero bien redondito.

En una ocasión estábamos desayunados y mi esposa me dice.-

-oye Mónica va a venir hoy porque quiere felicitarte por tu cumpleaños, dice que le da pena que no pudo venir la semana pasada.

-ah ok está bien pero no sé a qué hora salgo de trabajar hoy a ver si la veo antes de que se vaya

-No, ya le dije que se puede quedar a dormir, ¿no te molesta verdad? Además dice que te quiere dar tu regalo personalmente

-Esta, bien

Cuando llegue de trabajar ya era un poco tarde, no había nadie en la sala ni en la cocina y como pensé mi esposa y Mónica estaban en la recamara viendo televisión, no le di demasiada importancia, como tenía muchas ganas de orinar pase a un lado de la puerta de la recamara directo al baño, cuando estaba en el baño me di cuenta que en la recamara se escuchaban gemidos raros, me sacudí el pene que tenia bien erecto por las ganas de orinar y me fui a la recamara.

Cuando entre a la recaara vi a mi mujer en la cama solo en ropa interior y rápido tomo el control del dvd y puso pause a la película aun asi me di cuenta que estaban viendo una película pornográfica y le dije

-¿Que hacen?¿donde esta Mónica?

Entonces ella salió de detrás de la puerta y grito

-sorpresa!!!

Yo estaba totalmente sorprendido sobre todo porque Mónica estaba en ropa interior,

Ella me abrazo rápidamente y yo no sabia que hacer, pero tenía el pene a mil sentía que estaba duro como una piedra.

Mi esposa noto que estaba muy sorprendido y a la vez muy excitado y me dijo:

- no entiendes es tu regalo de cumpleaños atrasado

Yo no lo podía creer lo habíamos hablado pero crei que jamás pasaría. Mientras yo no podía moverme Mónica comenzaba a sobar mi pene por encima del pantalón, entonces mientras se acercaba mi esposa y me desabrochaba la camisa Mónica me bajo el cierre y metió su mano dentro de mi pantalón para sacar mi pene.

Mientras yo no podía moverme de la sorpresa y la excitación ellas me decían.

-¿Que quieres que hagamos?
Mónica saco mi pene del pantalón y comenzó a masturbarme, cuando mi esposa termino de quitarme la camisa desabrocho mi pantalón y comenzó a besar mi pene, con su mano derecha le tocaba poco a poco la entrepierna a Mónica, como pude me quite los zapatos y termine de desvestirme, mientras Mónica besaba a mi esposa, yo estaba tan excitado que no podía detenerme a pensar en nada, las dos se recostaron en la cama King sise y me dijo Mónica ven es tu día de suerte, mi esposa le desabrocho el sostén a Mónica y le daba unos mordiscos mientras yo me acercaba tocando su culo, Mónica toco mi mano con una mano y mientras me masturbaba tocaba los pechos de mi esposa y trataba de arrancarle el sostén,

Entonces Mónica se subió arriba de mi esposa besándole los pechos poniendo me el culo de cañón yo le quite su tanga que se le metían éntrelas nalgas y se la baje asta las rodillas, tenia el coño recién depilado y no resisti las ganas de darle unas buenas chupadas, cuando ya estaba bien caliente me gritaba:

- Ya métemela, ya métemela

Al escuchar eso me puse más caliente y puse la cabeza de mi pene en la entrada de su vagina y se la metí de un solo golpe, mientras mi esposa me decía cógetela, cógetela duro, yo la embestía por atrás varias veces lento y luego rápido asta que note por sus gemidos que había tenido un orgasmo.

Después saque mi pene de la vagina de Mónica y mi esposa siguió masturbándome y chupándola, cuando ellas notaron que ya iba terminar se acercaron para que eyaculara en sus pechos.

Continuara…