Mi primera vez sucedió en Guadalajara

Ratio:  / 3
MaloBueno 
Tamaño letra:

Hace algún tiempo, yo no había tenido la oportunidad de

conocer ni de ver, ni siquiera por fotografía a una chica TV. De hecho siempre
me consideré una persona heterosexual, con una fuerte inclinación por las chicas
con atuendos sexis... y por supuesto con lencería sexy!


La primera vez que vi una foto de una chica TV, rápidamente
cambié la página de Internet! y no quise volver a abrir ninguna otra... sin
embargo mi mente no dejaba de pensar y pensar hasta que por fin, empecé a buscar
paginas, y más páginas. Mi curiosidad se hacía cada vez más fuerte y aunque por
dentro pensaba que yo era completamente hetero... la verdad es que cada vez que
abría el Internet, era normalmente para buscar chicas tv. Mi mente empezó a
volar, y volar...


Un buen día, sin esperarlo, sucedió. He aquí lo que pasó


Por alguna razón de trabajo, tengo que salir de viaje, por lo
que debo ir sólo, dejando a mi familia en casa. Ha surgido un problema en
Guadalajara y tengo que tomar un avión hacia allá.


El vuelo ha sido rápido y he llegado muy temprano a la
ciudad. Lo primero que hago es ir al hotel a dejar mi equipaje pues he planeado
pasar 5 días en aquel lugar. Todo está bien, me siento de maravilla, y el día es
esplendoroso por lo que me da un poco de pena tener que ir a trabajar, pero me
digo que cuando menos tendré la noche para poder salir a pasear un poco.


El día pasa rápidamente y la hora de ir a descansar ha
llegado, pero no para mi, pues siendo viernes he decidido salir a visitar alguno
que otro bar, y aunque no conozco muy bien la ciudad, la verdad es que no lo
considero un problema, por lo que me dirijo al hotel y tomo un baño refrescante,
pues incluso a esas horas se siente un fuerte calor.


El baño es delicioso, me enjabono y sin pensar, siento la
sensualidad de pasar mis manos resbalosas por mi cuerpo... poco a poco
experimento una reacción de placer pues tengo una erección que no quiero
controlar. Mi pene está al máximo, duro, palpitante, húmedo... pero me detengo
pues mis planes son salir y encontrar una linda chica con quien platicar.


El bar del hotel se encuentra lleno, y aunque veo algunas
chicas guapas, decido salir a caminar y buscar otro lugar. La noche es cálida y
el pasear es placentero.


Después de un rato de deambular, veo un pequeño bar a media
luz, del cuál salen notas de una hermosa música romántica de piano. Sin pensarlo
me dirijo hacia allá, llego a la barra y pido un escocés en las rocas. Hay una
chica sentada en la barra quien al voltear sonrie tímidamente. Cielos! es
hermosa...cabello oscuro, ojos azules, labios carnosos que despiden
sensualidad..., lleva una blusa escotada y entallada que resalta sus senos
maravillosos, una mini negra que enmarca unas piernas abrazadas por unas medias
negras también...es como una visión de la perfección.


No se que hacer, tomo mi copa y apuro el liquido para darme
un poco de valor, cuando ella saca un cigarrillo que me da el pretexto para
acercarme y ofrecerle fuego, sonrie amablemente dándome las gracias, y yo
aprovecho para preguntarle si espera a alguien.


-- No, a nadie, solo me detuve a tomar algo pues he estado un
poco tensa este día y tomar una copa logra relajarme.


-- Te puedo acompañar? yo no soy de aquí, y tampoco tengo a
nadie con quién platicar, y me gustaría charlar con una mujer tan hermosa.


Después de acceder, le pido al cantinero que nos mande otras
copas a la mesa, y nos dirigimos a una mesa apartada, pero cuando la veo parada
casi se me va la respiración. La mini que lleva cubre unas nalgas deliciosa,
redondas, voluptuosas, que ella hace lucir más con el contoneo de sus caderas.


Ella sabe que me ha gustado, es tremendamente sexy y lo
aprovecha al máximo! su manera de platicar va acompañada de algunos gestos que
provocan en mi un deseo casi incontrolable de besarla; sin embargo me controlo y
logro seguir el hilo de la conversación que ha empezado a tomar un curso de
eroticidad.


La música del piano suena maravillosa y ella me pregunta:


-- Te gusta bailar?


--Claro! bailamos?


Yo le doy gracias a Dios de que el lugar se encuentre en
penumbra, pues mi erección es manifiesta... llegamos a la pista y la abrazo para
iniciar los pasos, ella se pega a mí y mientras bailamos muy juntos me dice:


-- He sido yo la que ha provocado esto? -- mientras con su
cadera aprieta más mi miembro caliente y su boca muy junto a mi oído me susurra
aquellas palabras y pasa su lengua por el lóbulo de mi oreja...


-- Si Adriana, es que eres tan preciosa! -- le digo mientras
la aprieto mas para que sienta mi virilidad.


Es entonces cuando ya no puedo mas y busco sus labios
carnosos con los míos... ella abre su boca y nuestras lenguas se tocan en un
baile erótico, caliente y húmedo, mientras mis manos bajan hasta sus nalgas.


Ella me detiene y me dice que eso no lo podemos hacer en
público, pero que su departamento queda cerca...


No lo puedo creer! sin decir más pido la cuenta y salimos del
bar para dirigirnos a su departamento.


Al llegar ahí no resisto más y trato de abrazarla, pero ella
se escabulle y me dice que primero le sirva una copa mientras pone música de
piano también! volvemos a abrazarnos para bailar pero esta vez mis manos
recorren todo su cuerpo deteniéndose en las nalgas mientras ella besa mi cuello
y mordisquea mi oreja... oleadas de placer recorren mi cuerpo y mi pene está a
punto de estallar!


Ella me empieza a quitar la ropa dejándome completamente
desnudo y me empuja hacia un sillón de la sala. Yo me siento un poco incómodo
hasta que ella se quita poco a poco la ropa, dejándome ver unos senos
increíbles, pero conservando las medias negras con encaje que abrazan sus
piernas y unos pequeñísimas pantaletas de encaje también que suben casi hasta la
cintura haciendo que sus piernas se vean mas largas...


-- Te gusta lo que ves?


-- Si muñeca, me encanta!!!-- le digo mientras mi mano mueve
mi pene hacia arriba y hacia abajo dejando ver una cabeza roja, y húmeda.


-- MMMM si papito, quiero que te masturbes mientras me ves--
dice ella mientras se voltea y abriendo sus piernas se inclina para mostrarme
así unas nalgas que me tienen cómo loco.


-- No, no quiero que te vengas amor, ven conmigo-- me dice
mientras tomándome de la mano me lleva a su recamara. Me ayuda a recostarme de
tal manera que quede semisentado recargado en la cabecera...


-- Quiero que veas como te mamo la verga... quiero que me
veas rico papi quieres?


Y llevando sus labios carnosos, abraza la cabeza y juguetea
con su lengua en la punta, mientras siento oleadas de placer recorrer mi cuerpo.
Su boca se abre  y baja hasta que ya no puede más, volviendo a subir y a bajar
con un ritmo que casi me lleva al éxtasis... pero cuando siente que estoy a
punto de terminar, toma mi pene con la mano y apretándolo fuerte me dice:


-- No amor... aún no, que esta noche quiero gozar


Ya he quedado casi acostado completamente y busco sus nalgas
con mis manos... ella se aleja y me pide que cierre los ojos y que me concentre
en lo que voy a experimentar. Así lo hago y siento que ella se sienta en mi
tórax dándome la espalda al tiempo que su boca vuelve a succionar mi pene
palpitante, ella sube poco a poco sus nalgas hacia mi cara y casi a punto de
estallar abro los ojos y veo muy cerca de mí, un pene grande y vibrante.


No se que hacer, me he puesto tenso y ella lo ha notado, así
que con un movimiento de cadera, introduce su miembro en mi boca mientras
succiona más y más mi pene, llevándome a sensaciones electrizantes.


-- Deja que pase papito mmmmm --


En la arrolladora calentura del momento empiezo a succionar
por primera vez un miembro de otra persona... No se que hago! pienso para mis
adentros, pero poco a poco descubro el delicioso placer de tener ese miembro en
mi boca mientras sus testículos caen sobre mi nariz y ojos.


-- Ohh si, si papi, chupame rico amor!, te gusta verdad? te
gusta mamar mi verga verdad que si?--


Si embargo, de pronto se levanta e inclinándose me pone sus
nalgas en la cara...


-- Ahora papi, meteme la lengua, quiero que me hagas sentir
rico --


Yo ya estoy tan caliente que sin más, al ver mi cara cubierta
por esas nalgas deliciosas saco mi lengua, tocando primero los contornos del
culo y después metiéndola tan adentro como puedo...


-- Ahhh si, si prepárame con tu boca para ser penetrada por
esa verga que tienes tan rica papi --


Así pasa un rato mientras yo juego con mi lengua en su culo y
en sus testículos, hasta que ella se levanta y poniéndose en cuatro, agacha un
poco el torso para levantar las nalgas pidiéndome que la penetrara..

-- Ahhh amor, si, si, meteme esa rica verga más, más... --


De pronto, mientras yo empezaba a penetrarla, pues era nuevo
para mi todo esto, ella mueve el cuerpo hacia atrás, compaginando nuestros
movimientos y haciendo que mi miembro cada vez se metiera más.

Yo ya no aguantaba, necesitaba venirme pues era una vorágine
de sensaciones de placer...


-- Ya, ya, ya venteeeee!!!!!!!! -- me decía, al tiempo que yo
dejaba salir un chorro caliente dentro de esas nalgas deliciosas y ella se venía
también llegando a un orgasmo paralizante...


Nos quedamos recostados yo encima de ella con mi miembro
dentro sintiendo como poco a poco reducía su tamaño, y abrazándola y besándole
el cuello y los oídos.


No lo podía creer! acababa de tener mi primera experiencia
con una chica tv, y superaba con mucho, cualquier experiencia que hasta ese día
hubiera tenido!!!


La besé otra vez más en la boca, sus labios me volvían loco,
la abracé, y poco a poco nos fuimos quedando dormidos...

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .