Faltando a la escuela

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Tamaño letra:

Esto que les voy a contar es totalmente cierto, me pasó el año pasado y fue increíble.

Les diré que mi escuela queda demasiado lejos, esta saliendo de la ciudad y tenia que tomar hasta dos camiones. Muchas de las alumnas en una parada de camiones se paran a pedir raite (un aventón) , la mayoría lo hace, a mi al principio no me latía, pero después vi que era mejor agarrar un raite que esperar al camión que de seguro venia lleno y con malos olores.

Ya habíamos logrado que nos dieran el aventón a la escuela. Un día de esos, una amiga y yo estábamos un poco alejadas de la parada esperando a ver que auto se paraba y nos llevara a la escuela, y llego una camioneta, de las llamadas utilitarias, mi amiga y yo subimos, saludamos y empezamos a platicar de varias cosas. El muchacho se veía bien, músculos algo marcados pero atractivos, de unos 27 años. Me atreví a preguntarle la edad, me dijo que tenia 27!! Y yo 16. Exactamente, nosotras respondimos a todo lo que el nos preguntaba y al llegar a la escuela, mi amiga se bajo primero y entonces yo le dije que si nos podíamos volver a ver y decidí darme mi teléfono.

Pasaron varios días y me llamo, me invito a salir al cine y acepte. Quería conocerlo mejor, paso a mi casa y nos fuimos. Esa tarde me sorprendí mucho de lo inteligente que era, era obvio que el tipo me gustaba, era soltero, vivía solo. Notaba como me miraba y le pregunte que si que le parecía y me dijo que era muy bonita.

Quedamos en que me iba a llevar a la escuela pero a mi nomás. Lo esperaba con ansias y llego. Aborde su auto y en el recorrido le dije lo desesperada que estaba porque llegara, estaba sentada y levante un poco mi falda, el me miraba y le sonreía, le dije que no me llevara a la escuela, que me llevara a otro lugar para platicar y lo hizo. Llegamos a un parque muy "intimo" y después de platicar un ratito nos empezamos a besar, me subí otra vez la falda, me dijo que tenia unas piernitas muy lindas y que quería hacerlo conmigo, baje su mano y recorría mis muslos, hasta tocar mis nalgas, lo cual me encanto, me seguía besando, y me volteo de espaldas, abrazándome, sentía un bulto en medio de mis nalgas, empezó a tocar mis senos, con ternura, solo metía sus manos entre mi camisa y tocaba mi brassiere.

Le sugerí que nos fuéramos a otro lugar y me llevo a su casa, el vivía solo, así que no había ningún problema. Ya en su casa, me agarro por atrás, me dijo que le encantaba mi trasero, yo estaba ansiosa de ese gran bulto que había sentido. Me besaba el cuello y desabrocho mi blusa, le ayude a que me quitara el brassiere, me despojo de mi falda y mi shorts de likra, quedando solo en braguitas, me decía que era una niña con cuerpo de mujer. Decidí bajarle los pantalones y ver ese pene, y fue una gran sorpresa, era un pene grande, me dijo "tómalo y metelo en tu boquita, te va a gustar" y así fue, empecé a chuparserlo, jamás en mi vida lo había hecho, era riquísimo, jugaba con sus bolas, fueron como 15 min. de mamar con placer.

El tomo la decisión de sacarlo y voltearme, "tu culo me vuelve loco" me decía, y me baje las braguitas, me abrazo y puso sus manos en mis senos, estaban mis pezones paraditos, en eso sentí ese gran pene entre mis nalgas "te lo voy a meter despacito" me dijo, lo metió y pegue un grito.me dolía, pero pasaba el tiempo y ese dolor era placer, lo metía y sacaba lentamente, después aumento la velocidad y me volví loca, gemía mas fuerte, lo hacia mas rápido y duro, me agache y me agarro de la cintura y lo sentía mas rico, casi lloro del dolor cuando me lo metió todo hasta el fondo.

Luego lo saco, "acuéstate, te voy a quitar lo virgen, " y eso hice, abrí mis piernas y me chupaba la vagina, metía su lengua lo mas que podía y yo gemía, gemía y gemía de placer, puso un dedo en mi ano, mi respiración era entrecortada, hasta que decidió abrirme mas y acercar su pene, rápidamente me empezó a penetrar por mi panocha , se acomodaba cada vez mas rico, lo hacia con fuerza y le decía que quería mas, que aunque me doliera, lo quería mas adentro y lo hizo, mis deseos eran convertidos en realidad, me cogia por mi panocha, quitándome 16 años de inocencia, el dolor era delicioso, mientras lo metía, me besaba y comenzaba a brincar en mi panocha, bajaba su lengua por mi cuello y estaba succionando mis pechos, "estas riquísima Laura, tu senos son muy lindos, te voy a dejar roja de tanto mamar" y así quede, duro como 25 min con cogiendome por la panocha, mis senos estaban rojos de tanto que me chupaba. Me puso de "perrito" y se monto en mi culo, "me voy a venir en tu precioso culo" me dijo y así lo hizo, me deposito todo el semen, su pene resbalaba muy rico y yo seguía gritando, le decía que no parara, nos pusimos de lado besándonos y cogiendome el ano, era riquísimo, se saco el pene y se lo volví a chupar, tanto que s e volvió a venir otra vez y al principio me dio asco pero luego me trague el semen, también lo hizo en mis senos.

Terminamos y esa tarde fue la mas rica y excitante de mi vida, valió la pena haber faltado a la escuela por estar con el. El resto de la tarde me quede con el, hasta nos bañamos juntos. Después fue a dejarme cerca de mi casa, para que no sospecharan nada.

Ahora ya tenemos un año de vernos, cada vez que podemos lo hacemos, a eso yo le llamo "tiempo de calidad".