Las Diez Reglas de la Sumisión

Todo contrato tiene sus reglas y muy especialmente el de sumisión. Sea Paciente • Su amo potencial le dirá si está o no interesado en usted. Convénzase de que su propósito como sumisa es servir y satisfacer a ese amo, quien además tendrá en consideración la realización de sus fantasías sexuales. Sea Modesta •Usted puede ser la diosa más codiciada de toda la comarca, pero no es necesario que ande publicándolo. Usted tendrá muchas oportunidades de demostrar quién es usted. No importa quien se crea que es, su "verdadero yo" surgirá durante la ejecución de su papel. No se cree expectativas que de pronto ni usted ni su amo puedan cumplir. Sea Receptiva •Usted siempre podrá aprender de su amo y de sus amistades algo nuevo acerca del SDM o de usted misma. El SM es un arte muy personal y una actitud de "sabelotodo" echará todo a perder. Comuníquese •Verbalizar es apropiado en el momento y en el sitio adecuado. Su amo necesita saber mucho acerca de usted, de sus experiencias, fantasías, salud, estados de ánimo. Generalmente espere a que su amo le pregunte, a menos que sea una urgencia espiritual. Sea sincera •No tema compartir sus necesidades y fantasías con su amo. Ser honesta acerca de sus anhelos, sus preocupaciones o sus cambios en el estado de ánimo es esencial para mantener una buena relación. Mentir solo le causará problemas, pues su amo creará escenas de BDSM a partir de información errónea y esto puede ser peligroso. Siéntase vulnerable •Su papel es un camino de doble vía. No será simplemente la repetición física de una fantasía que usted ya vivió. Si usted quiere limitar su experiencia solo a ciertos estímulos físicos y sicológicos, concerte con su amo con anticipación. Pero no se haga ilusiones de que su amo le seguirá la corriente en todo. Más bien deje que su amo la sorprenda llevándola a placeres que antes no había experimentado. Si usted decidió libremente someterse a su amo, deje que sea él su guía en la ejecución de nuevas fantasías. Sea realista •Su amo es un ser humano que tendrá por consiguiente momentos temperamentales o de indecisión, no importa que tan experimentado sea. Establezca siempre la diferencia entre fantasía y realidad. Será más bien una casualidad que su amo sea un hombre rico que la llene de regalos. Entonces, sea comprensiva. Sea realmente sumisa •Esta es la clave. Deje que su amo se apodere de usted completamente. No se le ocurra criticarlo o burlarse de él. Intercambie con él, antes de iniciar una sesión BDSM, información sobre deseos especiales que tenga. Una vez que comience la sesión, solo debe hacer lo que él le ordene que haga. Respete y obedezca a su amo y sepa que la van a disciplinar si no lo hace. Cuando la disciplinen acéptelo con alegría. Su amo sabrá como estimularla y como castigarla. Sea leal, dependiente y disfrute de su papel. Manténgase saludable •El SM, como otras actividades igualmente exigentes, requiere que sus participantes – tanto activos como pasivos – estén en el mejor estado físico y mental posible. Siga una dieta balanceada, duerma bien, evite el estrés y el consumo excesivo de alcohol o de medicamentos, pues de lo contrario no se desempeñará bien durante las sesiones de BDSM. Su amo debe saber cuando su energía física o mental está baja. Para gozar y hacer gozar a su amo debe mantenerse saludable. Diviértase •Después de todo, el sexo es para la mayoría de la gente, una buena manera de divertirse. Si como sumisa desarrolla un SM creativo y responsable, tendrá acceso a placeres muy intensos.

Imprimir  
Presiona aquí para más detalles.