Orgía en el cine con desconocidos

Orgía en el cine con desconocidos... Me llamo Raúl, tengo 33 años y soy de piel blanca y velludo. Me encanta casi todo tipo de sexo, incluyéndome en el gusto de cojer con hombres. Descubri que es sumamente excitante coger con desconocidos en lugares públicos como lo es un cine de películas XXX aquí en la ciudad de México. Este cine tiene tres salas, una de las cuales sirve para juntar a todos los hombres que les gusten las vergas y los culos de hombre. Así que aquí es donde me encanta ir y mamar verga y que me la mamen. Pero en una ocasión, y previendo lo que pudiera pasar, me lleve unos cinco condones. Ya había visto que muchos se iban hasta atrás donde esta muy oscuro y no hay sillones para sentarse. Así que una rica y excitante idea que me corrió por la mente caliente era cachondear parado allá atrás. Ese día no me puse calzón, me fui muy limpio y también, pensando en que pasaría lo que quería, me metí un palo en el culo antes de ir al cine para que este estuviera ya un poco dilatado al llegar allá y no costara tanto trabajo meterlo y a mi no me doliera. Así que llegué ese día bien caliente pensando en que es lo que iba a pasar y a gozar. Luego yo mismo me admiro, ya que lo que quería que pasara de veras que sucedió, es como si mi sueño se hubiera hecho realidad. Cuando me decidí a pararme para dirigirme hacia atrás, al pasar por donde estaban uno hombres parados, uno me toco la verga al pasar y otro mas adelante hizo lo mismo. Como estos vieron que me fui hacia atrás, inmediatamente ellos se fueron también para atrás conmigo. Así que inmediatamente uno se adelanto y empezó a acariciarme la verga por debajo del pantalón y no conforme con eso bajo el cierre del pantalón. Me supongo que conseguí lo que quería, porque al ver que no traía calzón, inmediatamente me desabrocho el pantalón y lo bajo para darse cuenta que efectivamente no tai nada. Lo bajo completamente e inmediatamente se prenso de mi verga y la empezó a mamar riquísimo, él estaba en cuclillas por lo que mi verga le quedaba muy bien, ya que yo me encontraba parado. Mientras este más vivo se había apoderado de mi verga completamente el otro amigo que no había ganado mi presea me acariciaba y besaba mi pecho y mi cuello, ya que había desabotonado mi camisa, así que prácticamente estaba desnudo ahí en ese ambiente de vergas paradas y películas XXX. Yo estaba como delirando, disfrutando todo lo que me pasaba en ese instante. Mientras esto pasaba, otro amigo mas se acerco a nosotros, era increíble, en verdad, entre ellos no se tocaban para nada, si no que yo era su objetivo, todos querían algo de mí. Como ya estaba ocupada mi verga y mi pecho, el se puso a acariciarme el culo, después con todo el tino del mundo me metió un dedo en el ano, y HO sorpresa, estaba bien suavecito y dilatado así que sus dedos entraban muy fácil. Era maravilloso lo que estaba experimentando, que sabroso y caliente era tener a tres hombres súper excitados devorando cada parte de mi cuerpo. Llegó el momento que el que estaba besándome el cuello y el pecho se fue para mi cara y empezó a besarme. Yo le respondí con mucha pasión, mientras mi verga era comida y mi culo era penetrado por los dedos del tercero. Con mis manos intente sacarles las vergas a los dos que estaban parados. Lo hice con un poco de trabajo a uno que no la tenia afuera aun, pero al otro no se lo pedí dos veces, ya la tenia afuera y la tome como pude y empecé a jalarcelas con una mano uno y la otra verga la otra. En ciertos momentos sentía en mi culo como otra mano peleaba con la que estaba metida para también gozar de mi ano, y en ciertos momentos estuve seguro de que tenia los dedos de dos manos diferentes en mi ano, que entraban y salían y me daban vueltas alrededor de mis carnes internas. Que rico. En eso estábamos cuando decidí que era hora de mamar una de esas vergas que se sentía gorda, grande y babeante. Así que al amigo que estaba de mi lado izquierdo le dije, recárgate en la pared de frente mientras te la mamo y eso hizo. Estaba recagardo en la pared y se la empecé a mamar con toda pasión y calentura. Era grande la verga y estaba chorreando, y tenia un sabor delicioso. Mientras yo me comía la verga, me tarde un poco para saber que es lo que sucedía con las otras partes de mi cuerpo, hasta que sentí como una verga estaba entrando por ano y estaba cogiéndome ya. De repente pensé en sacarla pero yo estaba súper caliente y sentía maravilloso, mamando una verga, alguien mamandome la mía y otra mas cogiendome por el culo. De repente el amigo a quien se la estaba mamando soltó un grito de placer y se empezó a venir en mi boca, yo me comí toda la leche que estaba soltando cuando sentí bien caliente en mi culo, el otro se había venido también. Mientras el otro me mamaba la verga y yo ya apunto de venirme sentí nuevamente otra verga que penetraba mi ano, al parecer era otro amigo que vio la oportunidad para cogerme el culo, así que de nuevo empezó el mete saca, en eso estaba cuando otro amigo se puso de frente a mi con la verga bien parada y dirigiéndola a mi boca para que la mamara. Que rico otra verga mas en mi boca en eso estábamos cuando ya no resistí mas y me empecé a venir en la boca del amigo que había estado ahí como si estuviera pegado desde el principio. Fue riquísimo venirme con otra verga en la boca y otra mas cogiendome el culo. Después de un rato en que yo había sacado mi leche del culo se vino en mi y al que se la estaba mamando también así que volví a recibir otra descarga mas de estas dos vergas. Me recline ya con un poco de cansancio por la súper cogida que había recibido, cuando otro amigo me pidió las nalgas para que gozara, yo pienso definitivamente que los observadores se excitaron viendo todo eso y ellos también querían probar. Así que ya con un poco de cansancio pero todavía con calentura y gozando el semen que tenia en mi paladar y lo caliente del semen dentro de mi ano, le di chance a este amigo para que me cogiera también por el culo y una vez mas se acerco otro mas para que le mamara la verga así que ahí me tienen de nuevo, mamando otra verga mas y comiéndome mas semen por mis dos agujeros. Me espere hasta que se vinieran y luego me subí el pantalón y me abroche la camisa ya no podía mas, y era seguro que alguien mas quisiera. Salí rápidamente del cine y medio me limpie la cara y la boca. Me dirigí al estacionamiento y salí rápidamente rumbo a mi casa. Yo vivo solo así que no tengo ningún problema. Cuando llegue a la casa el pantalón estaba manchado de semen por la parte de atrás y un poco en el asiento del carro. Me fui rápidamente al baño y trate de sacar todo lo que me habían inyectado. Increíble mucho semen salió de mi ano, de todos los que habían gozado con mi ano, y todo el semen que me comí de los demás. Ese día en verdad estaba lleno en todo mi cuerpo del semen de tantos hombres que me volví a excitar y me hice una masturbada increíble. He ido algunas otras veces pero desafortunadamente ese cine ya lo cerraron y no he encontrado otro como ese donde se puedan hacer ese tipo de orgías tan ricas y excitantes. Por favor si tienes gustos afines al mío y te gusto el relato, escríbeme a mi correo para que nos perdamos de disfrutar estas cosas tan maravillosas del sexo. Recuerda soy de la ciudad de México, espero impaciente tu correo.

Imprimir