Acción en baños públicos

Un encuentro imprevisto, dentro de un baño público en un Mall de la ciudad. Hola, soy un chico de 19 años, y quiero compartir con todos ustedes, alguna de mis aventuras un poco locas y aventadas que me han sucedido en los baños públicos del centro comercial mas grande de mi ciudad. Una tarde de un día lunes, salí temprano de la Universidad, y me fui solo al Mall, almorcé en un conocido lugar de comida rápida, y luego esperé un rato sentado, mientras hacia tiempo para juntarme con unos amigos en el mismo centro comercial. Me dieron ganas de ir al baño, y subí al tercer nivel, el baño estaba muy solitario. Cuando estaba a punto de sacar mi verga para orinar, escuché un gemido de un hombre, que provenía de uno de los baños con puerta, al escucharlo, sentí un frío excitante en todo mi cuerpo, y mi verga se erectó, que se me marcaba en mis pantalones un poco flojos que tenía puesto. Me dirigí a ver donde salía el ruido tan encantador, y note que en el último baño había una persona con la puerta entreabierta. Apenas sintió mis pasos, abrió la puerta un chavo de unos 25 años, ojos verdes, rubio y un buen cuerpo, me miró, no pude ver hacia adentro, aparentemente no había nadie mas, El me miró y se sonrío, y enseguida sentí que su mirada se dirigía a mi verga, que aun estaba erecta. Yo me regresé sin decir nada hacia los lavamanos. Note que enseguida el chavo volvió a entrar al cubículo del baño donde había salido, pues me pareció algo extraño, yo no sabía que hacer, orinar? irme? o entrar a su cubículo?, durante ese tiempo nadie mas había entrado a los baños, me imagino por la hora, eran casi las 2:00 pm. Bueno, fui a orinar, y sentí nuevamente gemidos, y la curiosidad me ganó!, fui nuevamente al pasillo y me coloqué frente a la puerta, cuando de repente salió un chavo de unos 18 años con una cara de satisfecho. Esto me sorprendió, y descubrí que habían dos personas en el cubiculo y no me di cuenta. El chico de 18 años se fue del baño, y me quedé solo, claro sabía que en el cubiculo se había quedado el chavo, que hacía unos minutos atrás había visto. En ese momento me dio mas curiosidad, y sin pensarlo entre al baño ocupado por el chavo de 25 años, el estaba sentado sobre el WC, con las piernas en alto y su pantalón abajo, y una hermosa verga grande y gruesa, muy erecta de unos 18 cms. AL entrar, el cerró la puerta con sus pies, y enseguida aquel monumento erecto me atrajo y comencé a mamarlo locamente, totalmente poseído. El me acariciaba mi cara, mientras hacia mi trabajo, realmente me sorprendía estar en ese sitios haciendo lo que nunca imagine me sucediera algún día. Sentía como su verga crecía mucho mas en mi boca, y yo le lamía todo, desde sus huevos peludos y grandes, hasta la punta de su glande, de repente se sintió un gemido y comenzó a soltar chorros de leche, que me llenaron mi boca y mi cara, estaba rico, mi verga estaba tan dura y sentía que acaba sin podérmela tocar, una vez me levante y el me tomo de mi pantalón, me abrió el zipper, y salió mi verga como un resorte, por cierto mi verga no está nada mal, tiene 16 cms de largo, es gruesa y recta. Mi verga fue a dar directamente a su boca, comenzó a chuparme, nunca olvidaré esa rica mamada, que en menos de 5 minutos acabe en su boca, y ver a ese chavo tan precioso tomarse toda mi leche, sin desperdiciar ni una gota. Me subí mis pantalones, me despedí y me dirigí al lavamanos para limpiar mis manos y parte de mi cara. En ese momento, se apareció y comenzamos a platicar, nos dimos los nombres e intercambiamos los teléfonos, ahora nos vemos algunas veces y me hace sentir muchas cosas, que luego les contaré.

Imprimir