Click here for more.

Club de cornudos (III)

Llega la boda de esta curiosa pareja, donde él es un cornudo feliz y consentido. Desde la noche de bodas a la luna de miel, todo es un río de goces y cuernos. QUÉ TAL CORNUDOS AMIGUITOS DEL GRUPO Este fin de semana amigos tuve una sesión de SEXO ESPECTACULAR y el GRAN CORNUDO de Luis no pudo parar de lamerme la concha ya que a cada rato la tenía llenita de leche para alimentarlo. Siguiendo con la historia de mi vida Desde ese día que aceptó las condiciones para que nos casáramos fue aprendiendo más y más cómo debía portarse conmigo. No sólo lo hacía sentirse un feliz CORNUDO sino que además cada vez que tenía la oportunidad ya que estábamos con alguien hacía todo para que supieran que lo era. A los 4 meses nos casamos en la iglesia había una gran cantidad de amigos con los cuales yo le había puesto los cuernos y todos o muchos de ellos al saludarnos en el atrio le decían muchas felicidades ahora sí que vas a ser un CORNUDO con todas las letras ya que ahora ya no cogeremos a tu novia sino que a tu mujer. La fiesta fue un éxito baile con todos y todas y me manosearon a más no poder tenía yo una calentura que volaba, llego el momento de irnos al hotel y le dije a Luis: Mi amor hoy es nuestra noche de bodas y quiero pasarla con tu papá, así que nos iremos los 3 al hotel. Esa noche Luis pasó toda la noche en el living de la suite y yo cogiendo con Alberto que me hizo gozar como una verdadera perra. Como a las 9 de la mañana le digo a Luis que venga al cuarto, se sienta en la cama y me pregunta cómo estaba, le digo que muy bien y que como era mi noche de bodas se suponía que me deberían desvirgar y había decidido que lo hicieran. Pero Sandra ¡si ya no sos virgen! Además de CORNUDO sos un BOLUDO le dije en tono alto. Y mi culo cómo está ¿eh? Virgen. Bueno Alberto quiero que me rompas el culo ahora delante de este CORNUDO CONSCIENTE Y SUMISO. ¿Qué es lo que sos Luis? Le grité. UN CORNUDO, no, qué más UN CORNUDO CONSCIENTE Y SUMISO. Así es como me gusta que sepas que debes contestar inmediatamente. Alberto se puso atrás mío ya que estaba en 4 patas, me metió su chota en la concha para mojarla con su leche y la mía y luego me la colocó en la entrada del culo y despacio me empezó a empujar abriéndose camino. Cuando comienzo a sentir que entra le digo a mi marido vení dame un beso mientras me desvirgan el culito y disfruta de tu noche de bodas ya que en unas horas nos vamos de luna de miel. Así lo hizo y Alberto cuando me estaba besando empujó hasta que entró toda y así fue como mi culo se abrió. Horas después estábamos en Ezeiza a punto de tomar un avión y yo con el culo roto y lleno de leche. Estando en la sala de espera para embarcar le digo querido soy la mujer más feliz del mundo teniendo un CORNUDO COMO MARIDO que entregó a su mujercita en la noche de bodas, creo que vamos a ser muy felices juntos ¿qué te parece? Mi amor yo soy el hombre que siempre quise ser y tengo la mujer que merezco que hace lo que quiere donde, con quien y cuando lo quiere y por eso te amo. Al rato estábamos rumbo a Jamaica. Una vez llegados lo primero que hice fue mirar a todos los machos que había disponibles y le dije: Luis quiero que esta semana sea de lo mejor así que buscare un negro para sentir si es verdad lo que dicen de ellos. ¿Estás de acuerdo? Sí mi amor lo que digas está muy bien. A las 3 horas ya había encontrado el ejemplar que sería mi acompañante por una semana. Un negro con una pija soberbia que no se hizo rogar. Luis se quedó en la pileta del hotel mientras nosotros fuimos al cuarto. Cómo me cogió ese guacho, qué pija que tenía, no entraba en mi boca, en mi concha parecía que tenía algo que me llenaba toda y cuando me la metió en el culo pegué un grito que se deben haber enterado hasta desde la pileta ya que me lo partió. Sí me lo partió ya que hasta me sangró y cuando terminamos fuimos a la pileta y yo caminaba con el culo abierto ya que no podía hacerlo normalmente. Al sentarnos en las reposeras lo hice despacio y Luis me preguntó qué me pasaba. CORNUDO mío te cuento que este Max tiene entre las piernas algo increíble y me reventó el culo es por eso que me cuesta moverme. Esa noche Max se vino a nuestra suite y se quedó toda la semana. Luis cuando le vio la pija se asustó de lo grande que era y me dijo que con semejante aparato me dejaría hecha una cacerola de lo grande que era. Mira CORNUDO lo que haga con mi choncha y mi culo a vos no te tiene que importar, lo único que debes cuidar es que yo sea quien goce y que esté feliz de hacerlo. Luis tomó la leche del negro y le gustaba ya que él me llenaba tanto y me dejaba tan abierta que podía meterme bien adentro su lengua para limpiarla y succionaba para poder sacar más leche, qué placer. Todos en el hotel sabían que éramos recién casados ya que yo me encargaba de hacerlo saber y también que Luis era un GRANDÍSIMO CORNUDO CONSCIENTE, ya que hasta el gerente del hotel una noche nos invitó a cenar y en la mesa no sólo me decía lo buena que estaba sino que me tocaba las piernas y hasta llego a meterme un par de dedos en la concha que cuando estuvieron bien mojados los sacó, se los mostró a Luis y los chupó y dijo. Qué buen sabor que tiene tu mujer. Lo miré a Luis sonriendo, y él dice, ¿Le gustó? Pues bien puede servirse más si lo desea ya que sólo quiero que mi mujer sea la más feliz del mundo. Al rato estábamos los tres en la gerencia y yo chupándole la pija al gerente antes de que me la ponga que así lo hizo a los pocos minutos, se vino muy rápido por lo cual me quedé muy caliente así que al salir de allí le pedí a Luis que telefoneara a Max para que viniera a cogerme. POR HOY QUERIDOS CORNUDOS BASTA ESPERO QUE ESTEN GOZANDO DE LA HISTORIA DE MI VIDA Y QUE VAYAN APRENDIENDO A SER CORNUDOS DE VERDAD YA QUE USTEDES DEBEN HACERNOS FELICES A NOSOTRAS Y UDS. NO PUEDEN NI DEBEN GOZAR MÁS QUE VIÉNDONOS A NOSOTRAS. BESOS SANDRA

Imprimir