Duque

Duque... nca llegue tan siquiera a soñar que esto me pasaría , siempre pense en las personas que practicaban este tipo de actos como seres abyectos y depravados , sin embargo hoy debo reconocer mi error y no puedo negar la evidencia. Todo empezó con unos relatos que un compañero me dio , habia de todos los temas y entre ellos tres que trataban sobre las relaciones sexuales entre personas y animales , la verdad es que debido a mis pensamientos ya comentados antes aparte los relatos y me olvide de ellos , sin embargo un día , buscando entre unos papeles surgieron debajo de unas carpetas , no se que fue , pero a la hora estaba yo en el sofa releyendo las paginas impresas una sensación nueva y desconocida para mi se apoderaba de mi mente. Aquella noche antes de acostarme tenia fraguado un plan del que incluso yo misma me sentía asustada , pero algo en mi interior me empujaba y no me dejaba retroceder , así que a la mañana siguiente lo puse en practica. Mi hermana tenia en casa un precioso cocker spaniel , la mascota que estaba cuidado como un rey , ese mediodía comiendo comente que sabia que ese fin de semana ellos iban a esquiar y era un engorro llevar el perro , así que me ofrecí a guardárselo , lo cual aceptaron gustosos . El viernes por la noche pasaron por casa antes de iniciar el viaje y dejaron a Duque , así se llamaba el perro , prometiéndoles yo que estaría tan bien cuidado como con ellos. Sentada en el sofá veía al hermoso animal tendido en la alfombra , cerca del radiador , lentamente en mi cabeza se desarrollaban ideas para conseguir atraer la atención del animal , sin embargo las iba desechando una detrás de otra , la verdad es que sentía un poco de miedo y en mi misma fui buscando excusas hasta que me quede profundamente dormida. No fue lo mismo el sábado por la noche , la situación era la misma , yo tendida en el sofá y Duque en la alfombra dormitando , sin embargo yo previsoramente había cogido un bote de miel que serviría para mis propósitos . Abrí las piernas , el camisón corto que llevaba se deslizo por mis muslos hasta dejarlos al descubierto , mi sexo estaba al rojo , no me había puesto ropa interior y los pensamientos que tenia me inflamaban por dentro , lentamente empeze a masajear mi clítoris , humedecía con mi lengua la punta de los dedos y en pequeños círculos acaricia el botón de placer que estaba cada vez más hinchado , al poco rato mis jugos empezaron a aflorar al exterior , estaba muy excitada , mis caricias se fueron haciendo cada vez más intensas , apretaba mis pechos por encima del camisón y notaba como se endurecían mis pezones por el placer , así alcance mi primer orgasmo , sin embargo necesitaba más placer y puse mi plan en practica . Duque , sin duda a causa de mis gemidos había salido de su sopor y me miraba con ojos dulces y tristones , en mi cabeza se me ocurrió pensar que el perro estaba extrañado por la sesión que le había ofrecido , pensamiento que pronto deseche , alcance el bote de la miel y unte dos de mis dedos en ella , se la di a probar al perro , que lamió mi mano ansiosamente , estaba de suerte , había elegido un manjar para el bicho , la siguiente untada fue a parar directamente a mi sexo , mis labios vaginales y mi clítoris estaban pringosos , así que separe las piernas lo más que pude y espere a que el perro reaccionara , cosa que no tardo en hacer , se acerco a mi entrepierna y después de un pequeño olisqueo aplico la lengua a la miel y también a mis ansiosas carnes , la sensación fue extrañamente placentera , el húmedo , ancho y rugoso apéndice se deslizaba rápidamente por mi piel , la parte interna de mis muslos , mi vello pubico , mis labios íntimos , era una sensación de lleno total , antes de que la miel estuviera agotada había alcanzado el clímax por segunda vez aquella noche , pero yo quería más y no iba a dejar al pobre animal sin probar un poco más de aquella dulce miel , tan dulce para el como para mí. En la siguiente aplicación fui más atrevida , introduje mis dedos untosos dentro de mi vagina , también alrededor y en el interior de mi ano aplique el espeso mejunje , mientras tanto Duque absorto me dejaba hacer y parecía esperar a que terminara para lanzarse de nuevo sobre su nueva golosina , aquella vez fue espectacular , me corrí tres veces mientras las lengua del animal que buscaba la dulzura de su premio se introducía dentro de mi , era como ser penetrada a una velocidad bestial , la sensación de que la lengua llegaba al fondo de mi ser era maravillosa , y cuando acabo con mi sexo y se dirigió hacia mi trasero la piel se me puso de gallina , notaba la húmeda lengua entre mis gluteos , y el animal se esforzaba en introducirla dentro del orificio donde adivinaba había más de lo que el buscaba , finalmente gracias a la humedad y la saliva que le corría por el hocico consiguió introducir la lengua en mi ano , creí explotar de placer , nunca había tenido una sensación igual , notar como el musculo buscaba dentro de mi recorriendo las paredes intimas me llevo a un orgasmo pleno y salvaje , después de aquello me vi obligada a descansar y Duque al ver que la fiesta había terminado se tendió de nuevo en la alfombra y siguió dormitando. El domingo por la tarde mi hermana venia a buscar a su mascota , así que sin poder evitarlo aquella mañana la dedique a una sesión como la de la noche anterior o si cabe mejor , parecía que el animal sabia donde tenia que lamer , a que velocidad , en que momento bajar el ritmo , o quizás era yo que me adecuaba involuntariamente a los movimientos del perro , no lo se , solo puedo decir que el placer fue máximo. Dos semanas más tarde mi hermana me pidió por favor si podía dejar a Duque durante al fin de semana , ya que salían ella y su marido con unos compañeros a un pequeño viaje y les era imposible llevar al perro , evidentemente acepte encantada , la verdad es que no me había atrevido a pedírselo yo , ya que nunca antes se me había ocurrido guardar al animal y estaba un poco asustada por si podrían sospechar alguna cosa . Aquella noche estaba dispuesta a todo ,sin más preámbulos cuando el animal estuvo en mi casa procedí como la última vez con idéntico resultado , sin embargo cuando el perro acabo su comida y se tendió en la alfombra yo me tendí a su lado , lentamente acaricie su espalda , deslice mi mano por sus costados y frote fuertemente , hasta que el se tumbo panza arriba para solicitar más de mis caricias , rasque con mis dedos su panza y poco a poco mis manos se dirigieron hacia su sexo , tuve la impresión que cuando mi mano se cerro alrededor de la herramienta del animal este se relajo , creía dentro de mí que deseaba más y yo se lo iba a dar , estuve acariciando el sexo del animal un buen rato , primero suavemente , poco a poco con más intensidad llegando al típico movimiento de sube y baja , cuando su pene estuvo erecto , y por cierto con unas medidas más que respetables para el tamaño de la raza lo coloque en mi boca , al principio la sensación fue extraña , pero poco a poco el liquido semi-amargo que salía de su interior se adueño de mi gusto , seguí chupando un buen rato , hasta que el perro dejo de emitir aquel efluvio que me volvía loca , fue entonces cuando me volví , me puse de rodillas y con los codos apoyados en la alfombra le presente mi grupa al animal , este enseguida capto las intenciones , se vio ante una hembra receptiva y cabalgando sobre mí se dispuso a penetrarme , tuve que abrir mis piernas inhumanamente para poder colocar mi sexo a su altura , note como su pene golpeaba mi entrepierna , mis labios vaginales , pero no acertaba a entrar , así que lo capture con mi mano y puse la punta en la entrada de mi vagina , de una estocada el perro me penetro hasta el fondo , note como el extremo de su herramienta golpeaba el fin de mi conducto y sentí un placer animal que me hizo correr en aquel mismo momento , el perro no se movía , sin embargo en mi interior su trozo de carne no paraba de golpear el fondo de mi vagina , y rascaba mis paredes interiores , produciendo unas sensaciones que ningún hombre me había provocado anteriormente , esto duro durante largos momentos y yo no podía evitar sentir un orgasmo tras otro a cual más intenso , el momento de la corrida fue bestial , note como del interior del animal emergía con una fuerza sublime el chorro de esperma , ya note como se le hinchaba el miembro antes de la corrida y fui sintiendo la sensación a lo largo de toda mi vagina , hasta que exploto en mi interior , notar aquella presión dentro de mi me volvió loca , creo que grite como una posesa y sentía como sus líquidos rezumaban de mi interior deslizándose por mis muslos con una agradable sensación de calor , estuvimos largo rato enganchados , pero no fue desagradable , me sentía llena , el animal me había echo gozar como nunca lo había experimentado y era justo que el tuviera también su momento , así que espere pacientemente a que su miembro se deshinchara y cuando así fue nos tumbamos los dos muy pegados en la alfombra y nos quedamos dormidos. Ahora ya no tengo miedo de que dirá mi hermana , siempre que puedo el perro viene a mi casa , todos saben que le he cogido cariño , nadie sabe hasta que punto , sin embargo el otro día comiendo mi hermana me comentó , ¿sabes que me paso con Duque? , estaba en el sofá tendida , me acababa de duchar y estaba desnuda , descuidadamente tenia las piernas abiertas y el perro me lamió toda , al principio me resistí , pero no pude evitar el dejar que siguiera , sabes estoy avergonzada , porque disfrute , a lo cual yo le conteste , por que no vienes un fin de semana a mi casa , estaremos los tres tu , yo y Duque , charlaremos de esto que te ha pasado , veras como al cabo de unas horas de charla tendrás más claro todo el tema . Y si , ya hemos quedado , esta noche ella la pasara con nosotros , mañana será otra mujer , pero esto ya seria contar demasiado. Darnoc

Imprimir