Agradable sorpresa

Una pareja se excita enormemente viendo películas de zoofilia y medita la posibilidad de incluir a su perro en sus juegos amatorios. Fue exactamente el sábado 7 de Marzo de 1999, mi esposa y yo como pareja habíamos visto ya algunas películas en las cuales la mujer era poseída por un perro o por un caballo, y poco a poco le fue entrando a ella la curiosidad de que siente una mujer al ser penetrada por un perro, leyendo en Internet varios relatos se fue despertando más la curiosidad pero sólo platicábamos al respecto de cómo sería si algún día lo hacíamos, de hecho en ese año nos habían regalado un cachorro de la raza Alaska, cuando tenía 8 meses ya era un perro de buen tamaño después de haber visto una película en la que un pastor alemán primeramente le lamía completamente todo a la mujer y después la poseía estábamos tan calientes que llevé el perro a la recámara, ella ya estaba en posición de ser penetrada como si fuera ella la perrita, pero como era todavía un cachorro no atinaba a hacer nada, lo que hice fue ir a la cocina y traer un tarro con miel, fui embarrando toda la vagina, el ano, tomé un poco de miel en mi dedo medio y lo introduje en la vagina de mi esposa, ella seguía con el culo completamente parado ofreciéndoselo a Phantom que era el nombre del cachorro, el perro empezó a olfatear y empezó a lamer golosamente la vagina y el ano, era tan fuertes sus lamidas que mi esposa apretaba las sabanas con sus manos y movía sus nalgas como buscando ser penetrada, cuando el perro terminó de lamer toda la miel de la parte exterior del ano y la vagina, pegó su hocico en la entrada de la vagina y empezó a penetrar con su lengua queriendo sacar la miel que había adentro (De hecho ya había sacado más miel que la que yo había introducido) cuando introdujo su lengua mi esposa se quedo de una pieza, inmóvil sólo vi que apretó con más fuerza las sabanas y vi cómo se venía, su venida fue inmediatamente lamida por Phantom, en el transcurso de 20 minutos que fue lo que estuvimos con Phantom mi esposa habrá tenido por lo menos 3 orgasmos, ya no podía más, se recostó en la cama y se quedó profundamente dormida, al otro día durante la mañana no tocamos el tema, sino hasta la noche en la que le pregunte qué había sentido, y me dijo que la lengua del perro es más gruesa que la del hombre, más rasposa y caliente y conforme empezó a sentir la lengua del Phantom sentía como descargas en todo su cuerpo y que le hubiera gustado ser penetrada por Phantom. El departamento en donde vivimos no es muy grande y definitivamente no era apto para el tamaño del perro, además de que al ser todavía cachorro hacía muchos destrozos en el departamento, cierta ocasión saltó el patio que divida nuestro departamento y el del vecino y destrozó toda la ropa, camisas, sabanas, pantalones, no me quedó otra que regalar el perro a mi hermana que vive en una provincia llamada Michoacán, los chicos no querían que lo regalara pero entendieron que el perro no tenía suficiente espacio y que si permanecía en casa cualquier vecino podía causarle daño por lo que aceptaron que se lo llevara mi hermana. No volvimos a ver a Phantom hasta diciembre, pero mi esposa y yo continuamos viendo películas y todo aquel material que fuera referido al tema, por cuestiones de trabajo en este mes hice un viaje a Brasil, Río de Janeiro y fue cuando viendo un periódico, vi que había un anuncio de películas XXXXX , llamé por teléfono y me dijeron que si quería me enviaban un catalogo, lo recibí y compré 3 películas, llegué a México y el fin de semana nos encerramos en nuestra recámara a ver las películas, realmente lo que vimos era diferente a las anteriores, en estas sí se veía claramente cómo el perro empezaba a meter su miembro en la vagina con tomas cerradas, se veía cómo el perro empezaba a moverse rápidamente y después de un rato se detenía, se acercaba la toma y se veía cómo estaba completamente adentro el miembro del perro después se veía cómo cruzaba una pierna por encima de las nalgas y se quedaban pegados por unos minutos, y el perro sacaba su miembro enorme con la bola que también había entrado, esa vez hicimos el amor como locos, después de este día veíamos la película en cámara lenta, analizando cada detalle y nos calentábamos más. Sucedió que para celebrar el año nuevo mi hermana nos invitó a su casa, al llegar el primero en recibirnos fue Phantom, pensé que de no vernos casi 8 meses, se había olvidado de nosotros, pero por el contrario se nos echó encima, brincaba, nos lamía la mano, en una palabra , feliz, empezaron los preparativos para la cena, estuvimos jugando juegos de mesa y tomando hasta las 3:00 am, más o menos, para esto mis hijos ya se habían ido a dormir a una recámara y mi esposa y yo nos íbamos a dormir a otra, ella se encontraba algo excitada y empezamos a hacer el amor, para esto a mi me encanta la pose de "A perrito" porque tiene unas nalgas riquísimas y tengo una vista de todo su trasero, además de que su vagina y ano están a mi disposición, me encanta hincarme atrás de ella y empezar a lamer sus nalgar, su vagina, su ano, hasta que está bien caliente empiezo a meter poco a poco mi verga, en esas estábamos cuando sentí deseos de ir a orinar por lo mismo que habíamos estado tomando, siempre que esta ella en esta pose y por alguna circunstancia tenemos que interrumpir, ella se queda así en esta misma pose y acariciándose su clítoris y metiéndose el dedo, fui al baño que estaba fuera de la recamara, para esto al salir me dice mi esposa "Apaga a luz para que no vean que estamos aún despiertos", apagué la luz, salí de la recámara y dejé la puerta entreabierta para no hacer ruido al abrir cuando regresara, iba yo bajando la escalera cuando alcancé a ver a Phantom echado en la sala, levantó la cabeza, me miró y se volvió a echar, yo continué rumbo al baño, me tardaría aproximadamente 10 minutos, ya que salí fui a la cocina y tomé un refresco para llevar a la recámara, cuando llegué a la recamara vi que la puerta estaba un poco más entreabierta de cómo la había dejado, entre cerré la puerta, todavía no me acostumbraba a la oscuridad, cuando escuché un ruido extraño, encendí la luz y lo que vi primero me causó sorpresa , pero después me excitó fuertemente, mi mujer estaba completamente con las nalgas paradas, metiendo sus manos por debajo de sus piernas se estaba abriendo su almeja y detrás de ella Phantom lamía todos sus jugos, cuando prendí la luz, como que el perro se descontroló, me repuse de la sorpresa y le indiqué a Phantom que continuara con su acometida, mi esposa movía sus nalgas y me decía " Es riquísimo, su lengua como raspa" y apretaba las sabanas, me acosté junto de ella y metí mi mano debajo de su pierna y empecé a frotar su clítoris, tuvo un orgasmo fortísimo, pero continuaba en la misma posición, para esto empecé a notar cómo a Phantom empezaba salirse de su funda una punta roja, acomodé en el piso varias cobijas, y las almohadas, le dije a mi esposa que se bajara al piso y estuviera en la misma posición, para esto Phantom empezó a olfatear nuevamente, llegó a las nalgas y nuevamente empezó a lamer, mi esposa paró más las nalgas y abrió un poco las piernas, parece que esto fue la señal para Phantom, inmediatamente se montó atrás de ella y con sus patas delanteras aprisionó la cintura de mi esposa, el perro tiraba estocadas sin atinar a penetrar, me coloqué junto de él, tomé su miembro y lo dirigí a la entrada de la vagina de mi esposa que estaba que escurría jugos por todos lados, bastó que embistiera una sola vez, ya que al sentir el calor de la vagina, empezó a arremeter con fuerza, era increíble la velocidad con la que se movía Phantom, estuvo en esta mismo ritmo como 10 minutos, de repente fueron más fuertes su movimientos, mi esposa lo único que atinó a hacer fue parar un poco más su culo y abrir sus piernas, el perro se detuvo y fue cuando mi esposa me dijo " Mi amor, es hermoso, siento cómo late su miembro dentro de mí, me esta llenando de esperma y la bola cada momento se hace más grande" fue lo único que habló en ese instante, el perro se quedó inmóvil como 5 minutos, al tratar de cruzar la pierna por encima de la nalgas de mi mujer como hacen los perros cuando se quedan pegados con la perra, su miembro salió, era enorme, primero salió la bola que se les forma que era un poco más grande que una bola de tenis y después el miembro que fácilmente mediría unos 25 cm, al sacar su miembro , empezó a escurrir todo el semen del Phantom de entre las piernas de mi esposa, ella seguía en esa misma pose, el Phantom como agradeciendo la cogida que le había permitido mi esposa darle, le lamió suavemente nuevamente la vagina limpiándosela por completo, mi esposa se levantó, se me quedó mirando y me dio un beso muy profundo, el Phantom salió de la recamara, apagué la luz y nos quedamos dormidos, ya en la hora del almuerzo le pregunté a mi hermana si el Phantom ya se había cruzado con alguna perra, y me dijo que no, que ya se lo habían pedido prestado para una perrita de su misma raza que estaba en celo, pero que iban a ir por él hasta la próxima semana, mi esposa y yo cruzamos una mirada de complicidad, ya en la noche le pregunté qué había sentido y me dijo que es impresionante sentir como va entrando poco a poco el miembro que cuando está adentro, se empieza a hinchar y que es un poco más áspero que el del hombre pero que el perro suelta mucha lubricación y eso lo hace más excitante, pero que lo mejor fue al final cuando entró la bola, se hinchó más el miembro y la bola también y sentía los chorros calientes de esperma saliendo y llenándola toda, se volvió a calentar y lo hizo nuevamente con Phantom, a partir de esta fecha tratamos de que por lo menos una vez al mes tenga su ración de Phantomisina. Cualquier pareja o persona que quiera contactarnos que tenga material sobre el tema o que les gustaría compartir alguna experiencia similar

Imprimir