Un muchacho zoobisex

Un muchacho zoobisex Yo soy un chico de Málaga de 18 años, y lo que os voy a contar me pasó hace unos meses, en septiembre. Yo soy bisexual y zoofílico, así que solía chatear con gente que tuviese los mismos gustos que yo, o parecidos. Un día conocí a un chico de mi ciudad que también era bisexual. Yo le conté que también me gustaban los animales y me dijo que el tenía un perro, pero que nunca había hecho nada con él. Después de estar hablando un rato decidimos quedar, supuestamente para hablar y conocernos. Él se llamaba Luis y tenía 23 años. Quedamos, al día siguiente, en la puerta de un bar, me dijo que el estaría en un coche rojo. Cuando llegué él ya estaba allí, nos saludamos y me dijo que entrara en el coche que ibamos a ir a su casa. Me contó que no había nadie y podríamos hablar tranquilamente. Durante el camino hablamos de lo típico, que estudias, que música te gusta, etc. Al cabo de un rato llegamos a su casa que era bastante grande y con un patio. Yo me imaginé que el perro estaría allí, pero no lo ví. Cuando entramos apareció el perro y empezó a olisquear mi sexo, eso me excito un poco, y de pronto escuché una voz ¡;¡Hola!!;, yo por supuesto respondí de la misma forma. Era su primo Antonio y me dijo que él también era bisexual, yo ya comencé a imaginarme lo que querían hacer. Luis me dijo ¡;¿Te gusta mi perro?!; ¡;Sí, es muy bonito!; respondí yo, el perro era un pastor alemán bastante dócil. ¡;¿Qué es lo que más te gusta?!; me preguntó su primo, yo le dije ¡;no se!; y el me dijo ¡;quizás lo que te gusta está escondido, ¡búscalo!!; yo sin pensarlo dos veces me agaché y empecé a acariciar el miembro del perro, que se llamaba Atila. Parecía que el perro no estaba acostumbrado a que le tocasen esa zona, porque estaba tardando en salir. Luis que estaba detrás mía me dijo ¡;¡Toma esta mientras encuentras la otra!!;, y cuando me di la vuelta él se había bajado los pantalones y se la había sacado, cuando me la encontré en mi cara, yo ya estaba muy caliente, así que me la metí en la boca rápidamente para chuparla. Después el primo también se bajó los pantalones y me la metió en la boca. Atila, mientras tanto, olisqueaba sus penes. Yo tenía mucho calor así que me quité toda la ropa, y ellos viéndome desnudo, se pusieron muy calientes y se desnudaron también. Me puse a cuatro patas y empecé a chupársela a Luis, mientras Antonio se preparaba para incármela en el ano. Comenzó metiéndome un dedo, luego dos, luego tres, los sacó, y comenzó a metérmela poco a poco, yo no podía creerme lo que estaba haciendo con dos desconocidos. Así estuvimos un rato y después se cambiaron uno por el otro. Yo ya estaba un poco cansado, pero como estaba disfrutando como nunca lo había hecho antes, aguanté todo lo que pude. Antonio se terminó corriendo en mi boca, y Luis me dijo que quería correrse dentro de mi ano, pero yo le dije que no, que se corriera en mi boca también, y así lo hizo. Los dos acabaron muy cansados y se echaron en el sofa, pero yo todavía no me había venido, así que como ellos no estaban con muchas ganas, me fui a buscar a Atila. Me lo encontré tumbado, y cuando me vio se levantó y se vino corriendo hacia mí. Yo me asusté un poco, pero luego me di cuenta de que su verga estaba completamente fuera, yo me alegré y me excité muchísimo. Entonces me agaché y empecé a chupársela, luego fue él quien se puso a chupar. Me puse a cuatro patas y me comenzó a lamer de arriba abajo, hasta que me vine. Vaya chorro que le eche en su cara. El pobre se me quedó con cara de querer más, así que se la estuve chupando hasta que él se corrió en mi cara. Luego me fui a ver a mis nuevos amigos, estaban los dos como los había dejado. Yo estaba hecho un asco, pringado por todas partes, así que les pregunté si me podía duchar un momento y ellos me dijeron que sí. Cuando terminé, le dije a Luis que me llevara con el coche donde nos encontramos, él se vistió y nos fuimos para allá, ya era de noche, así que como me hizo disfrutar mucho, se la estuve chupando en el coche. Luego nos despedimos y él me dio su teléfono, para quedar otro día. Espero que os haya gustado mi historia y si os interesan estos temas o también tenéis los mismos gustos me escribáis. Atte: Zoobisex

Imprimir